Porteo Moda .

¿Es una moda el porteo? Me importa un pimiento

 

Porteo Moda. Tengo ya una edad en la que he vivido muchas modas, pero la primera vez que vi a un joven con deportivas y pantalones tobilleros me impacto me pareció tan extraño: “un tiarrón con pantalones de pitillo…” .
Modas efectivamente que vienen y se quedan unos años y se van, sustituidas por otras totalmente opuestas.

Y ahora bien cada vez vemos por Aragón más familias porteando y sobre todo con portabebés si ergonómicos, y esto va en aumento, papás atreviéndose con fulares y felices de llevar a su hijos.
Podría ser que el porteo ¿está de moda?.
Pues sinceramente me importa un carajo.
¿A quién le importa si está de moda portear frente a ir con carro?
¿Acaso un padre que ve que su bebé se calma con llevarlo encima y pasear por el parque le interesa que si es una moda pasajera y por ello debiera rechazarlo?
Ciertamente nos encontramos en una sociedad donde existe una alta preocupación por el bienestar del bebé.

Cada vez son más estudios clínicos que avalan la importancia del primer año de vida de nuestros hijos, se están viendo consecuencias en el comportamiento de los adolescentes que acuden a las consultas fruto de sus primeros años de vida  y lo vivido en esos años.
Si existen pruebas de la importancia de la presencia de un familiar sobre todo los primeros años de vida, de la importancia de la presencia de un “otro”.
Constituyéndose los portabebés que siempre han existido quizás con menos presencia en nuestro país en éstos últimos años pero que siempre ha habido, como instrumento de llevar cerca a nuestros bebés.
Los portabebés generan  una consistencia, una cohesión en los bebés que necesitan.
Armándolos  mediante este abrazo fuerte continuo que ofrece algunos portabebés y que nuestros bebés necesitan,.
En ocasiones  hacemos mucha incidencia en el plano físico de cómo portear bien al bebé y es cierto posee mucho peso informar de ello, de hecho portear mal implica no aguantar mucho tiempo ni meses llevándolos encima.
 O un mal porteo podría lastimar al bebé en el plano físico.

Más lo que ofrecen a nivel psíquico los portabebés aún pesa más.
Esa seguridad que les ofrecemos con nuestro contacto continuo, cómo les miramos, cómo los acariciamos sin darnos cuenta con tanta proximidad a nuestro cuerpo…
Olvidamos que el bebé necesita contacto para configurarse como sujeto humano.
Siendo la mirada de la mamá en los primeros meses de vida del mismo quién le inicia a configurar el “yo” del bebé.
El porteo hace  ayuda tanto, fomentado a la madre consciencia de que es madre y que  tiene un bebé, que gracias a la cercanía que ofrece no da lugar a distanciamientos.
Y si algunos dirán el porteo es una moda ¿ Y qué? ¿Es importante eso?
Para mi responde a una necesidad de muchas familias de una crianza más consciente más fruto de un deseo de estar con nuestros bebés, y el amor que nos suscitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *