Bandolera de anillas Fidella Dacing Leaves

70,00

Bandolera de tejido o de anillas muy cómoda que ayuda a poder portear y dar pecho fácilmente, un contacto muy cercano y natural, te gustará mucho conocerla. Te enseño a utilizarla  en persona u online.

 

Agotado

Escribe tu correo y miro si lo puedes tener en 24 horas



Descripción

Bandolera de tejido Fidella Dacing Leaves

Nos encontramos con una bandolera de tejido de unos dos metros y de tela rectangular.

Rematada con dos anillas de aluminio preparadas para el porteo, son de una gran resistencia y seguras y no alérgicas.

Todas las bandoleras que os ofrezco son libres de tintes no tóxicos, aconsejo que sean de fular de tejido pues son más cómodas y de mayor durabilidad.

100% algodón ökotex: hijos teñidos sin sustancias tóxicas, ni materiales pesados ni contaminantes.

La bandolera de anillas es un portabebé complejo y nos exige saber colocar bien a nuestros bebés. Pero una vez que aprendemos a manejarnos con este portabebé se realiza muy bien su colocación y de forma rápida.

Realiza un ajuste punto por punto sobre el cuerpo de nuestros bebés.

Nos sirve desde el nacimiento de tu bebé hasta el final del porteo que podría ser cuatro o cinco años.

Para saber manejar la bandolera te puedo enseñar en persona en Zaragoza o nos comunicamos online.

Para mí una de las grandes ventajas que encuentro en la bandolera de tejido es la facilidad que nos da para amamantar de forma cómoda y rápida, sin sacar al bebé del portabebé.

Lo podemos colocar para dar la teta en posición vertical, semitumbado u horizontal.

La bandolera la vamos a llevar en nuestro frente.

Con dos o tres meses, los colocaremos en la cadera si lo deseamos, así dejamos el frente libre y también pasamos menos calor.

Las bandoleras de anillas no ejercen presión en la zona abdominal inferior, resultando muy prácticas para madres con problemas en el suelo pélvico o embarazadas.

Además, no ocupan espacio y se pueden llevar en cualquier mochila o bolsa y utilizarla en cualquier momento.

Desventaja el peso cae en un solo hombro al ser un portabebé asimétrico, para irnos a hacer grandes caminatas no lo aconsejo.

A mí este portabebé me encanta permite sacar los brazos cuando ya lo piden e incluso más mayores para momentos puntuales también los podemos poner en la espalda.