sujetador para el pecho

¿Son importante los sujetadores de lactancia?

 

lactancia materna
lactancia materna

 

Los sujetadores de lactancia son una parte de la lencería materna de suma importancia.

Tanto, que elegirla adecuadamente nos ahorrará muchos quebraderos de cabeza y un malgasto de dinero considerable.

Por ello, en este post quiero daros una serie de consejos y recomendaciones con las que ahorraros mucho tiempo y con las que ayudaros a encontrar los mejores sujetadores de lactancia para cada una de vosotras.

En esta ocasión, he preparado una guía en colaboración con las expertas en lencería de mujer de Mi cajón de Lencería, en la que te explico todo lo que debes saber para comprar tus sujetadores de lactancia, tanto si eres mamá por primera vez como si repites.

 

Ventajas de los sujetadores de lactancia

 

Si bien es cierto, que muchas mujeres recomiendan dejar los pechos al aire siempre que sea posible.

Lo cierto es que hay momentos del día en los que, durante la lactancia, estaremos más cómodas con el sujetador puesto.

Como por ejemplo a la hora de dormir o durante la subida de leche, entre las 48 y 72 horas después del parto, que provoca aumento del volumen y molestias en las mamas, además de fugas de leche.

 

 

lactancia y sujetardor
fugas de leche

 

Te aseguro que la comodidad que te aporta un sujetador de lactancia durante este periodo, no la aportará ningún otro.

Están pensados para sujetar tus pechos cuando más incrementan su volumen y peso.

Además, te ayudarán y harán más cómodo y fácil dar el pecho a tu bebé, ya que cuentan con sistemas que dejan libre los pechos cuando tengas que alimentar a tu pequeño. Mientras que los sujetadores tradicionales no cuentan con esta tecnología.

Los tirantes y los laterales de los sujetadores de lactancia son más anchos, por lo que te garantizan un mejor soporte y sujeción, siendo en las dos zonas incluso ajustables. Es decir, son evolutivos.

 

Consejos para elegir sujetadores de lactancia

 

Debes evitar que el sujetador de lactancia oprima tus pechos.

Que tu pecho quede recogido no quiere decir que este esté apretado y oprimido, ya que la leche necesita fluir y dicha compresión puede llegar a producir obstrucciones.

Teniendo en cuenta esto, llega el momento de elegirlos.

 

cómo dar pecho
consejos lactancia materna

 

Cuando necesites comprarlos, lo mejor es no comprarlos todos de golpe.

Mi recomendación es invertir primero en tres sujetadores de lactancia, en este caso sin aros, que usarás durante los días posteriores al parto.

Conforme vayan pasando los días y las semanas, puedes ir ampliando tu surtido de sujetadores, añadiendo modelos con aros.

Aunque estos no son recomendables para dormir, ya que pueden generarte molestias. Cuando tengas tu colección de sujetadores de lactancia básicos, puedes ir ampliando la variedad con modelos más especiales u ocasionales.

En caso de no ser madre primeriza, antes de comprar nuevos sujetadores de lactancia revisa los que ya tienes y asegúrate de que estás completamente cómoda con ellos. De lo contrario, deshazte de ellos y renuévalos.

En cuanto a la talla, ahora más que nunca la talla importa.

Para conocerla, debes tomar las medidas, de la forma habitual, con una cinta métrica en la zona del bajo pecho y del contorno por la altura del pezón.

Como ya sabrás, la primera medida determina la talla/numero del contorno, mientras que la segunda medida es la copa/letra.

 

portabebe
porteo y lactancia

 

 

¿Cuándo elegir sujetadores con o sin aros?

 

La decisión de con o sin aro es algo secundario.

Lo esencial es que se trate de un sujetador de la talla correcta. Aun así, hay dos casos excepcionales en los que sí debemos tener en cuenta la decisión de los aros.

En la primera semana de lactancia, los pechos tienden a endurecerse, hacerse más grandes e ingurgitarse. Esta es una situación temporal.

El resto de la lactancia, cuando ya esté instaurada, no sufrirán estos cambios y la producción se regulará. De esta forma, las primeras semanas, lo mejor es usar sujetadores sin aros. 

 

Por otra parte, si por comodidad prefieres usar sujetadores para dormir, deben ser sin aros (como decía antes) y con la menor cantidad de costuras posibles.

Existe una gama de sujetadores “seamless”, tecnología sin costuras, que son la opción perfecta para estos casos.

De esta forma, prescindimos de pliegues y protuberancias, y además aportan un look natural a nuestro pecho, como por ejemplo este de la marca Anita Maternity.

 

 

sujetador para el pecho
Anita Maternity

 

Para el resto de lactancia, si buscas una buena sujeción, los sujetadores con aros te la proporcionarán.

Asegúrate que los aros descansen siempre sobre las costillas y nunca sobre tu pecho, como tampoco deben pinzar ninguna otra zona del mismo.

Eso sí, sea cual sea tu elección, elige bien tu talla y no escatimes en calidad. Parece que no, pero las diferencias en el precio existen por algo y normalmente con los usos se acaban encontrando.

Siguiendo con los consejos para elegir un sujetador de lactancia, otro aspecto fundamental es la comodidad.

Por ello, el tejido y el patrón, en base a tu tipo y forma de pecho, del sujetador son importantes.

También debes buscar aquellos con los que te sientas favorecida, que le den forma, lo recojan bien y lo estilicen.

Otro aspecto importante al respecto es tu estilo de vida y el uso que le darás a tus sujetadores.

Bien si lo usarás para estar por casa (recomendable sin aros) o si lo buscas para trabajar y estar fuera de casa, en tal caso que sean discretos y te favorezcan cuando estés vestida.

 

 

porteo y felicidad
porteo y lactancia

 

Espero que todos mis consejos y recomendaciones te sean de utilidad para comprar tus sujetadores de lactancia cuando sea necesario.

Si tienes más dudas, no dudes en dejarme tus comentarios y te hablo de los beneficios en ese otro post sobre porteo y lactancia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.